Hace dos años, desde la asesoría legal de Sipreba , iniciamos una decena de acciones judciales cautelares ante los despidos ilegales notificados por la Agencia Télam. La Agencia en la gestión Cambiemos despidió a 354 trabajadores, incumpliendo los recaudos legales además de discriminar,
degradar y ofender a los compañeros trabajadores de prensa. La movilización y las acciones gremiales atravesaron las paredes de los lugares de trabajo, se hizo fuerte en las calles y llegó a la puerta de los tribunales de trabajo. Logramos numerosas sentencias cautelares que ordenaron la suspensión de los despidos, en primera instancia y posteriormente atificadas por la Cámara Nacional del Trabajo. El gobierno de la gestión Cambiemos y su ejecutor principal Hernán Lombardi junto con el directorio de la Agencia y sus asesores legales, ante los sucesivos fallos judiciales que tutelaron el derecho a la estabilidad de los compañeros, iniciaron una serie de maniobras ante la Cámara Nacional de Trabajo para torcer el sentido de justicia de las sentencias. Intentaron por medio de lo que hoy conocemos como “mesa judicial” afectar las garantías del juez natural, la seguridad jurídica y de la imparcialidad exigible al órgano jurisdiccional, a través de recusaciones, denuncias, aprietes y pedidos de juicio político contra los magistrados que actuaron conforme derecho y sus convicciones. Fue emocionante participar en cada asamblea en la empresa, en cada marcha y sentirme apoyado por todos y todas que lucharon en condiciones muy adversas por su puesto trabajo, pero sobretodo por la dignidad colectiva.


León Piasek

Abogado laboralista de los trabajadores y trabajadoras despedidos de
Télam, integrante del equipo de Legales del SiPreBA.